Sunday, July 22, 2007

Los Transformers, algo de lo que han sido y la desgracia de la película dirigida por Michael Bay, un hacedor de porquerías consumado.


¿Quién de ustedes recuerda la emoción al estar frente al televisor y ver la siguiente escena? Llega ante un risco en el desierto un trailer cuadrado de color rojo, seguido de una ambulancia, un jeep verde, una patrulla, un vocho amarillo y otros vehículos detrás de ellos; se frenan todos al mismo tiempo y del trailer sale una voz que dice “¡Autobots, transfórmense!”, de inmediato esos autos dejan su apariencia anterior para tomar la forma de robots gigantes. Después la toma enfoca la cima del acantilado y sobre él se encuentra un robot gris enorme, con un cañón en el brazo derecho; a su lado esta un robot rojo con alas, también hay uno de color azul oscuro con tres robots pequeños a sus pies, uno con forma de pantera, otro con forma de águila y uno más con forma humana; atrás de ellos hay seis robots verdes que tienen en su cuerpo partes de máquinas de construcción, varios aviones sobre vuelas el lugar y se ven coches a su rededor. En ese instante el robot gris dice “¡Decepticons, ataquen!”. La batalla ha comenzado.


Si fuiste niño durante los años 80’s, muy probablemente sabrás de que estoy hablando, sobre una serie de televisión llamada Transformers; en la cual eras testigo de la guerra entre dos bandos de robots gigantes, los cuales pelean por el control de la mayor cantidad de fuentes de energía y para obtener el control de su planeta natal Cybertron; todo lo cual ocurre en la Tierra por un accidente ocurrido millones de años atrás y en el cual también se pone en juego la supervivencia de la raza humana.

Para aquellos que vimos y disfrutamos la serie de caricaturas, siempre quisimos ver más de ella, de lo que pasa después de la llegada de los Autobots a Cybertron, la resurrección del mismo, de descubrir los secretos de su creación y de la derrota de Megatron, con el terrible sacrificio del gran Optimus Prime.

Si recuerdan bien hubo una película de caricaturas en 1986, pero no tuvo el éxito esperado, en gran medida por no tener difusión y un trabajo de marketing que la diera a conocer. En segundo lugar por que al tratar a la guerra de una forma más seria, los personajes que tan bien conocíamos caían muertos uno tras otro, entre ellos Jazz, Ironhide, Starscream y el mismo Optimus. Todo para dar paso a una nueva generación de Transformers, así como presentar al más grande enemigo de ellos, Unicron. Esta es una buena película, pero tiene la extraña mezcla entre comedia, situaciones absurdas, seriedad y problemas de continuidad; que presentan todas la películas consideradas infantiles, las cuales por la necesidad de temática y trama deben mostrar cosas no aptas para niños, metiéndose en problemas cuando el productor ejecutivo, sobre todo si es una compañía de juguetes llamada Hasbro, te dice que debes darle algo útil para mantener y aumentar su mercado con esa franquicia.



¿No les recuerda un poco el caso de cierto director (Burton) que trato de forma seria a un superhéroe en sus películas (Batman) y por eso lo corrieron metiendo a otro que prometió darles un gran mercado para vender juguetes a los niños (Schumacher)?

La razón por la cual mencione lo que paso con la franquicia Batman, es que algo muy parecido ha ocurrido ahora con Transformers. Hasbro decidió por fin hacer una película sobre estos asombrosos robots, después de 20 años, pero no pensaron en elegir a una persona que amara y creyera en el proyecto para hacerlo; a la persona que eligieron fue a alguien especializado en películas “taquilleras”, recordemos su fracaso con Pearl Harbor y la Isla, quien no sabia nada de los Transformers, no tenía interés en ellos, le eran irrelevantes, le parecía ridículo el simple hecho de decir sus nombres durante la filmación por inverosímiles, absurdos y fantasiosos, la guerra de Cybertron le parece sin conexión alguna con los seres humanos; en resumen, para él solo era hacer una película basada en juguetitos para niños. ¿Cómo poder esperar que alguien que no cree en lo que esta haciendo realice un buen trabajo?

No digo con lo anterior que debemos perdernos de la realidad y tomar estas historias ficticias como algo verdadero, obsesionarse con ellas. Pero si hay que tomar en cuenta que estas caricaturas siguen existiendo por que desde las generaciones que las vimos por primera vez quedamos maravillados no solo de los robots y sus habilidades, si no también de la causa que cada bando tenía, sus motivos para luchar, las emociones de cada uno, el nivel de sacrificio para cumplir su misión, el carisma del líder de cada bando, así como de la seriedad y congruencia dentro de la misma serie. En todo esto, los Autobots y Decepticons eran los héroes o villanos, la trama se sostenía en ellos mismos y los humanos eran un apoyo para mantener la Tierra involucrada en esa guerra, su guerra.

Muchos de los cambios que existen en esta película y la historia misma, son resultado de que la persona al frente nunca creyó en lo que hacia, le parecía tonto y sin conexión con él. Para Michael Bay una guerra de robots en la Tierra es solo el pretexto para que se hagan juguetes, de ahí que le pareció necesario hacer una trama donde todo se basa en un humano, que por razones fuera de su control, interés o capacidades; se ve involucrado por accidente en ese conflicto. En esta versión, todos los Transformers son sólo cosas de segundo plano que pelean sin sentido y por lo tanto sin trascendencia, más allá de provocar muchas explosiones, destrucción, ser el pretexto para bonitos efectos especiales e impresionar con ello a algunos ingenuos.

La historia de su película no es más que una mala versión de Pearl Harbor mezclada con los Gremblins, la cual por estar dirigida a los adolescentes y pubertos que solo sueñan con tener su primer carro para poder conquistar a la chica popular de su escuela y llevarla a la cama; se centra precisamente en las peripecias de un mediocre para lograr esos objetivos, dejando a Optimus, Ironhide, Bumblebee, Jazz y Ratcher los lugares de bufones de la película, segundones y con la mayor trascendencia agregada de ser sus nuevos aviones de guerra de su película sobre la Segunda Guerra. De los Decepticons la situación es aun peor, ya que su mejor papel es ser los trozos de meteorito de Armagedon en el mejor de los casos.

Con respecto a las consultas que hizo a los fans en Estados Unidos por medio de la internet, se nota por el trabajo realizado que no fue por el deseo que hacer algo apegado a la serie original o alguna de las ocho series derivadas que ha tenido, de las cuales ha habido muy buenas, buenas y muy malas. No toma en cuesta alguna de ellas por el simple hecho de que nunca le intereso verlas o informarse, ni siquiera el leer una pequeña reseña de dos cuartillas sobre lo que trato cada versión. Puso la página de consulta para ver si en ella encontraba ideas de gente que si estuviera familiarizado y el tomar las que le parecían “apropiadas” sin siquiera saber de que le estaban hablando. Eso es la que a mi me demostró al ver la película tan mala que hizo.

Me imagino una situación como la siguiente con el trabajo que realizo Bay, piensen en el chico de secundaria que se encuentra una mañana con que sus amigos hablan sobre una serie de televisión de robots gigantes y están todos emocionados por ella. Entre las cosas que escucha se encuentran que el líder de los buenos tiene el ridículo nombre de Optimus Prime, con sus también ridículos seguidores, unos tales Autobots; a esto se le agrega el absurdo nombre de Megatron del malo principal y sus lacayos los Decepticons. Por último en la serie dicen llegar a la Tierra de un imposible planeta de robots llamado Cybertron, están en guerra, por un estúpido pretexto llegan a nuestro planeta, continúan peleando, contactan humanos y venden juguetes raros de esta serie tonta.

El chico Michael se da cuenta de que si no platica del tema estas fuera de onda y como ni loco se sentaría media hora al día frente al televisor para ver esa cantidad de tonterías, se la ocurre hacer un cuentito donde él es el héroe, obviamente cambia su nombre; pone a la chica que le gusta, también con otro nombre. Agrega un motivo aun más absurdo que la caricatura misma para ser el centro de atención, después de todo son unos tontos juguetes. Pone a los personajes de los que escucho hablar a sus amigos, claro como perdedores, segundones, sin inteligencia o astucia, con la única habilidad de pelear sin sentido, destruir edificios, matar gente en el caso de los malos y ser unos payasos a los buenos para que sirvan de algo. Por último él hace todas las cosas tontas que se le antojan para asegurarse de ser el salvador del mundo, rescatar a los inútiles Autobots que sin él están perdidos, quedarse prácticamente como el “dueño de esos juguetotes” y sin olvidar el quedarse con la chica. Al final se lo muestra a sus amigos para que vean que él si esta conectado con la moda, con lo que espera que lo alaben como si hubiera descubierto el hilo negro.

Me parece que los dos párrafos anteriores dicen con claridad lo que hizo Michael Bay con su película de Transformers.

Para terminar tan sólo les digo a aquellos que crecieron viendo los Transformers que si en verdad quieren recordar con gusto viejos tiempos, consigan la serie original o la que les haya gustado más de las secuelas, adquieran la película de caricaturas del 86 y boicoteen la tontería de Bay no viéndola, o si les gana la curiosidad, solo háganlo en pirata bajo su propio riesgo de ver destruidos a los amados personajes de la infancia; a lo que también se agregue el no comprar juguetes, mantas, posters o cualquier otro artículo de marketing, para darles una lección donde si les duele y dejen de hacer cosas tan desagradables como esta. Que el fracaso en taquilla y de otros medios les enseñen a Michael Bay, a Spielberg y su equipo de trabajo a no hacer adefesios como éste; con el cual este pobre “director” de películas “taquilleras”, demuestra una vez más lo absurdo de su pensamiento, visión del mundo y las porquerías que quiere vendernos, peor que tratar de darnos atole con el dedo.

Labels: ,

1 Comments:

Blogger Suldyn said...

Pues una de las críticas que leí antes de tu post y que me hizo decidir no verla (aparte que me cagué de la risa con ella) decía esto entre otras cosas:


No, no. No puedo decir mucho de esta película porque, para empezar, aún no estoy seguro de que sea una película.

"Cuando vi 20 minutos de escenas aleatorias de esta mierda, pensé todo, menos cómo iban a conectarlas con coherencia. Y creo que el director tampoco, así que, lo que se ve en esta película estúpida son retazos de todo y de nada"

"Las escenas de acción... bueno, qué puedo decir. Creo que igualan, en cantidad e ingenio, a las de Karate Kid 3. Sin embargo, hay un par de momentos apreciables, como cuando Megatron se pasa de lanza con un autobot. "Y, y, y luego, que sea de que se junten los robots y se arme la putiza"

Tomado de http://www.toquedequeda.net/densho/pagina2

8:14 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home